Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

cultura - derechos humanos - derechos de autor - indígenas - mujer - seguridad - paz

 
 

ecología - técnicas alternativas - festejos de muertos - reconocimientos - bibliotecas - escuelas - personajes - mujeres

 
 

caras y gente

 
     
   
     
  Arte y psicología  
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
  Sueño y psicología  
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
   
 

31.May.21

 
     
 

 

Esculpir los monstruos internos:

la escultura como herramienta

terapéutica

Martín Ferreyra

La escultura no consiste en el simple labrado

de la forma de una cosa, sino en el labrado de su efecto.

JOHN RUSKIN

 

 

 

Raspar la madera, tallar el mármol, desbastar la arcilla y quitar lo que no hace falta, lo que sobra, lo que no nos deja ver la forma que tenemos en mente. En el proceso de construcción de una pieza escultórica algunos ejercicios nos permiten adentrarnos en los problemas que se nos presentan en el ahora para encontrar esa imagen escondida en nuestro interior, de la cual vamos descubriendo pequeños destellos de luz.

Buscar la forma correcta en la escultura es un camino por transitar, un sendero donde se encuentra la magia en los detalles, desde trabajar la superficie hasta llegar a lo imaginado, o por lo menos a lo más cercano a lo que buscamos, adaptándonos a los errores, a las faltas, y valorando el esfuerzo puesto en ello.

Estos ejercicios durante la creación son parte esencial al construir una pieza escultórica. Al mismo tiempo, y de modo metafórico, son caminos por los que se transita en el proceso terapéutico y en la elaboración de la angustia.

En la experiencia terapéutica, al igual que en el proceso creativo, debemos limpiar la mesa de trabajo y estar abiertos a los percances que se nos presentan para observarlos con cierto distanciamiento y tranquilidad. Debemos raspar y tallar sobre la memoria, sobre esos recuerdos engorrosos que no nos dejan ver la figura esencial de nuestro deseo. Debemos desbastar eso que ya no sirve para encontrar otra forma más adecuada. Debemos adentrarnos en el pasado, pulir y limpiar todos los cajones del tiempo para reencontrarnos renovados con una nueva forma, similar a la anterior pero diferente.

El arte puede funcionar como guía y camino para metaforizar las etapas que el alma y nuestras emociones transitan por los senderos de la vida. Puede ser una herramienta perfecta para acercarnos a nuestros monstruos internos y contemplarlos con la distancia justa. Nos permite jugar con ellos, adentrarnos en nuestra mitología personal para encontrar un sinfín de caminos posibles. Nos ayuda a expresar nuestras emociones y a depositarlas afuera, a dejarlas allí en un papel o en una pieza escultórica, para observarlas con distancia y dejarlas respirar.

Esculpir nos ensena a entender que nuestras emociones y nuestros recuerdos no siempre hacen daño, que están allí para hacernos sentir vivos, para descubrirnos en el presente y acompañarnos, día a día, en este camino que llamamos vida.

 

 

holamartinferreyra@gmail.com

 

 

 

 

 

 
 

 

             

Gracias por su visita

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

Aviso legal para navegar en este sitio

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo