Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada)

en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

cultura - derechos humanos - derechos de autor - indígenas - mujer - seguridad - paz

 
 

ecología - técnicas alternativas - festejos de muertos - reconocimientos - bibliotecas - escuelas - personajes - mujeres

 
     
                 
           

7.Ago.22

   
 
     
 

 

 
 
     
     
 

El Metl

 
     
     
     
  Clases para aprender  
     
     
 

 

 
 
     
     
     
 

¡A fortalecer el sistema inmunológico!

 
 

por Cristina de la Concha

 
     
     
     
 

 

 
 

 

 
     
 

La Risa, cosa seria, por Cristina de la Concha  

 
     
     
 

 

 

 

La "terapia" del perdón

 

Mitos y leyendas

El karma: la proyección de lo que hacemos

 por Cristina de la Concha

Más de la autora aquí con un clic

Sus textos 

Sus poemas 

Sus libros

 

       

El Centro Histórico y Tool&sin-go por Cristina de la Concha

 

El Centro Histórico y Tool&sin-go

 

 

 

 

En mi pueblo se esconde una triste historia que el inconsciente hace aflorar al pensamiento preguntas que se simulan y se callan, como ¿dónde está el Centro Histórico? ¿cuál Centro Histórico? ¿por qué hablan de un Centro Histórico si el centro no tiene nada de ¿”histórico”?

Porque sí hubo un Centro Histórico, como en Salvatierra y bellas ciudades del estado de Guanajuato, o Puebla, Veracruz, Zacatecas, pero esos edificios que hablaban de nuestra historia los fueron destruyendo, gradualmente, disimuladamente, como que nadie se daba cuenta, fue el neoliberalismo que se asomaba imponiéndose en quienes tenían el poder para hacerlo, el neoliberalismo que como una sombra comenzaba a caer sobre los pobladores haciéndoles creer que eso era lo mejor, lo ideal, lo civilizatorio, lo moderno, lo que llevaría a la población a un auge económico, a estar a la altura de las grandes ciudades del mundo y lo digo y no puedo evitar la risa de cómo nos tomaron el pelo, risa, sí, para no dejar al agobio y la impotencia hacer de las suyas. Fue el  neoliberalismo oculto, desconocido, como un maleante deslizándose entre las sombras que no tardaría en abrumar al pueblo mexicano.

Así fueron desapareciendo edificios de enorme valor histórico, unos, de propiedad privada, cuyos dueños argumentaron en su favor que no podían sostener un edificio que no les daba los dividendos deseados, otros opinaban que era deprimente verlos, que no interesaban… La Presidencia Municipal hizo desaparecer el edificio que la albergaba en la ubicación céntrica, por donde pasábamos numerosas veces en una tarde de domingo en aquellos tiempos en que acostumbrábamos “dar la vuelta” como paseo habitual. Un día, de la noche a la mañana, literalmente una mañana no amaneció en su lugar, edificio que el Dr. Jorge Berganza de la Torre dejara apuntalado y en vías de restauración al término de su mandato. De este mismo modo “desaparecieron” algunos otros –lo que ha sucedido en otras ciudades del país–, no “amanecían” y montañas de cascajo salían en camiones para su venta y nubes de polvo cumplían un papel.

Con esto despojaban parte de nuestra cultura y, con ella, de nuestra identidad. ¿Identidad? aquella que no parecía importarles a los que tenían el poder para impedirlo, o, más bien, les importaba mucho, me pregunto, ¿tanto que era mejor deshacerse de ella? La identidad, ésa que enraiza a la gente a su tierra, que le da color y personalidad, que es parte de ella y ella misma, su “ser” ella, un estorbo para el neoliberalismo.

Por fortuna, un día, ya en los 90, el INAH comenzó a intervenir y detuvo, parcialmente, esa destrucción pero no las desapariciones nocturnas por carecer de los medios para ello. Ha detenido un número considerable de destrucciones, aunque algunas veces a destiempo, otras sin alcanzar el objetivo debido a la burocracia, otras más, se ignora el por qué. Porque, eso sí, ha habido manifestaciones por parte de la sociedad y grupos de activistas protestando contra los atentados a monumentos y restos arqueológicos quienes seguirán estando con un ojo vigilante sobre Tool&sin-go

 

 

 

cristinadelaconcha@hotmail.com

https://www.facebook.com/cristina.delaconchaortiz

@dela_concha

 

 

 

 

   
                 

 

__________________________________

Gracias por su visita  

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com 

Aviso legal para navegar en este sitio

contador web

web counter

Free Website Hit Counter
Free website hit counter
contador de visitas
Contador de visitas

Crossfit bormujos