Tulancingo cultural

tras los tules...

Tulancingo, Hidalgo, México

Principal (portada) en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
     
 

autores - los maestros en Tulancingo - autores tulancinguenses - autores hidalguenses - libros y revistas - premios y reconocimientos

 
 

bibliotecas - derechos de autor - encuentros y festivales - presentaciones - talleres - convocatorias

 
     
 
           
           
 

 

Más de  
 

Carlos Villalobos

 
     
     
     
     
     
  Costa Rica  
     
     
     
     

 

   

14.Junio.22

 

 

Del poeta costarricense Carlos Villalobos

 

 

 

 

El evangelio de las brujas

 

 

 

No. No fue la primera oscuridad de Dios.

No fue la herida que llamó a la muerte.

 

Diana fue la primera luz de los profetas,

la primera sed que da la sal cuando amanece.

 

No fue fácil esconder la sangre de mujer en los silencios.

No fue fácil negarle el deseo al labio de la piedra.

 

Lucifer, su hermano, lo supo demasiado tarde.

Quiso matarla con las misas de la culpa,

pero Diana fue siempre más astuta.

 

Ahora ella es el ojo de un felino,

el caldo de las ollas,

y la yema de las llamas.

 

Es ella la que corta yerbas para amar.

Es ella la que sube por los montes en busca de la llaga.

 

Los hombres que cortejan a la muerte la buscan para hacerla suya,

pero Diana es siempre más astuta.

 

Los barcos de los mares puritanos

prefieren la deriva que los puertos donde duerme Diana.

 

Los curas de los templos ebrios

la buscan con los perros más borrachos.


Pero Diana es siempre más astuta.

 

De su lengua de partera es hija Aradia.

 

La niña también sabe cocinar

las uñas de la noche,

 

también sabe vestirse de sueño

cuando llegan los que duermen.

 

Madre e hija son la misma abeja

y el mismo hilo de las ruecas.

 

Son las hojas de un árbol que lo sabe todo:

 

El evangelio de las brujas.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

   
     
     

 

Gracias por su visita

www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com 

tulancingoculturalcc@hotmail.com 

Aviso legal para navegar en este sitio

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo