Tulancingo cultural

tras los tules...

 

Principal (portada) en las letras en la música en la actuación en la plástica sociológico y social histórico centros y actividades culturales diversas de Tulancingo gastronómico ciencia y tecnología municipios  hidalguenses
 
anteriores
 
danza performance teatro
 
cine
 
prehispánico
 
tradicional y legendario
interesante
 
hacedores
 
 
nuestros músicos - nuestros actores - actividades culturales y convocatorias en otros lugares

noticias, conciertos y otras actividades musicales

 

 

 

 
La Orquesta de Cámara
del
Centro Cultural Ricardo Garibay

En la presentación de la revista cultural Escafandra se escuchó la Orquesta de Cámara del Centro Cultural Ricardo Garibay, dirigida por el maestro Eduardo Espinosa, músico tulancinguense.

Eduardo Espinosa, reconocido músico tulancinguense con uno de sus proyectos más recientes y ambiciosos: La creación de la Orquesta de Cámara de Tulancingo.

El músico Eduardo Espinosa, creativo, inquieto y con gran iniciativa y amor por la música y la docencia musical, creó en agosto de 2004 esta orquesta de cámara que a muchos sorprende y a otros casi escandaliza por este atrevimiento del maestro Espinosa al creer que la música de cámara puede funcionar en Tulancingo, una población de provincia que sufre lo que la mayor parte de la provincia mexicana: desconocimiento musical, ausencia de apoyo artístico y desinterés cultural.

El trabajo de diecisiete años en el área musical ha permitido al Mtro. Espinosa percibir el gran talento que existe entre jóvenes y niños de nuestra ciudad, no sólo para la música sino para el arte en general: pintura, dibujo, poesía, actuación, danza, por lo que decidió lanzarse a esta aventura de formar músicos para formar la orquesta. Una aventura que comienza desde el concepto de música de cámara entre jóvenes que pocas veces o nunca la han escuchado, con la ardua tarea de sensibilización, para lo que creó un taller de formación musical, y, a la vez, un espacio para ir ensamblando a los músicos en esta orquesta de cámara.

 
     
   
     

 

     
 

Integrantes (11)

En el contrabajo está Constantino de 12 años; flautas transversales: Carmen de 17 y Ernesto de 21; flautas tenores: Mariana de 12 años y Abigail de 11; flauta alto: Amanda de 12 años; flauta pícolo, alto y transversal: Alejandra de 11 ; violín primero: Adán de 16; violines segundos: Alejandra de 8  y Ada de 15; y percusiones: Tania de 17 años. Estos son los alumnos de la orquesta y algunos otros se están preparando ya sea en el Centro Cultural Ricardo Garibay o en la Academia Musical Sonoarte.

 
     

 

 

     
 

Repertorio

Piezas de carácter renacentista y medieval, de Vivaldi, “Michelle” de los Beatles, la Pequeña Fuga anónima.

Están montando una pieza de Telemann, un minuet y el maestro Espinosa está elaborando el arreglo de la Romanza de Mozart, de su obra “Pequeña Serenata Nocturna”.

 
     

 

 
 
   

 

     
 

Presentaciones

Se han presentado en la Biblioteca Pública Sor Juana Inés de la Cruz, en el Asilo Nicolás García de San Vicente, las instalaciones de los jubilados y pensionados del ISSSTE, el atrio de Catedral, el auditorio de la secundaria José María Lezama en el marco de la graduación de la primer generación de la Universidad Pedagógica Nacional y el sábado 15 pasado, en la presentación de la revista Escafandra, en el auditorio Miguel Hidalgo.

 
     

 

 

   
   

 

     
 

Eduardo Espinosa invita a los niños de primaria y secundaria que tengan algún interés a que se acerquen al Centro Cultural “Ricardo Garibay”, donde está los sábados de 10 a 12 horas para los de nuevo ingreso, y de 12 a 14 horas para la orquesta.

 
     

 

 

 

27 de julio, 2006

 
     
 

En esta aventura de caminos inciertos que andar, sólo algunos de los integrantes cuentan con instrumentos propios, completando con los instrumentos de la colección del maestro, y con partituras hechas a mano realizaron su primer ensayo los dieciséis ejecutantes de la primera formación de la orquesta en 2004, con “Hanukka”, música de Hawai, y otra pieza un tanto complicada para ellos, “Pequeña Fuga” de autor anónimo. Agrupación en la que algunos ya tocaban, otros apenas iban aprendiendo y, como era de esperarse, este desnivel propició que fuera disminuyendo en número.

La cuesta que deben subir se convierte en un pedregal cuando la realidad de las orquestas reconocidas es que los ejecutantes usan sus propios instrumentos y reciben un salario, contrario a lo que sucede aquí donde incluso algunos pagan colegiatura como cualquier alumno y la orquesta representa al Centro Cultural y es patrimonio de toda la comunidad.

Y la cuesta se hace más empinada con la apatía de la gente que no sólo no cree que un grupo de niños y jóvenes pueda hacer buena música sino que tampoco cree que pueda hacer música de cámara.

 
     

 

     
 

En la entrevista al maestro realizada por revista cultural Escafandra (Núm. 1, 15 de julio, 2006), comenta:

"En la definición del repertorio el criterio más importante es el tipo de instrumentos que manejamos y el nivel técnico de los miembros de la orquesta. Por ese motivo sobresale el repertorio renacentista: su sonoridad es muy íntima y su dinámica no es tan exigente como piezas de repertorio romántico o clásico. Siempre he pensado que aunque esta música no es conocida, no es escuchada por la gente, siempre que estás en una presentación en vivo, te estremeces, te gana la sonoridad y, sin el prejuicio de que es aburrida o para intelectuales, te dedicas a disfrutar, a gozar. En nuestros conciertos siempre hago la presentación de las piezas para salpicar de datos la interpretación y para establecer una buena comunicación con el público que luego se prolonga con la música... aquí sí no hay de otra, estamos obligados a realizar una especie de conciertos didácticos; esto nos permite romper con el prejuicio de que esta música es algo muy formal ¡si se vale hasta palmear!

'La respuesta de la gente siempre es muy emotiva, se aprecia el calor de los aplausos, la sonrisa de placer brilla y los ojos dicen más que las palabras. Es muy emotivo vivir todo esto, por eso pienso que somos afortunados al participar en la formación de esta orquesta."

 
     

 

     
  En su desarrollo, esta ambiciosa empresa musical contempla la  necesidad de crecer tanto en grupo como técnicamente y en capacidad de interpretación, y continúa preparando más alumnos que se puedan integrar a la orquesta y que, en su momento, sustituyan a los actuales. Pero también afirmó el maestro para la revista Escafandra:

"... necesitamos tener más presentaciones porque esto nos asegura dos cosas: hacer de la orquesta un espacio gratificante para los alumnos y, al tocar, motivar a otros jóvenes a que se integren a este espacio.

 
     
 

'Para lograrlo necesitamos instrumentos, nos urge un contrabajo, percusiones, por lo menos 2 violines y flautas de pico de madera para superarnos en calidad sonora. Necesitamos más apoyo en difusión, promoción. Vamos a organizar un concierto para las autoridades municipales para que nos entiendan, ya sé que no hay recursos pero nos pueden acompañar en la gestión de nuestras necesidades. En Pachuca hay escuelas de carácter público que no usan sus instrumentos, los podríamos solicitar; si ellos nos dicen que no, pues ya ni modo, pero que no seamos nosotros los que digamos no. Al final, no buscamos pasar a la historia o ser considerados cuasi héroes, no, sólo queremos hacer mucha, más y mejor música."

 
     

 

 
     
   

 

 

 

 

Gracias por su visita  

 www.tulancingocultural.cc ® Derechos Reservados

tulancingocultural@hotmail.com

 info@tulancingocultural.cc

Aviso legal para navegar en este sitio

Los contadores anteriores al 24 de noviembre de 2014:

 
 

Visitas en las páginas que tienen el contador:free counter

 
 

free counter

Los nuevos contadores a partir del 24 de noviembre de 2014:

contador de visitas
contador de visitas http://contador-de-visitas.com/signup.php
 
 

contador de visitas
Contador de visitas
diseño de logo